Cochamó

¿desaparece la junta de vecinos número 6 de Cochamó? crónica de la crisis que terminó con su vigencia

La crisis de liderazgo que sufre la junta de vecinos número 6 de la localidad de Cochamó probablemente sea única en la historia de nuestra comuna. Desde el año 2000 aproximadamente comenzó una baja en la participación ciudadana,por lo que esta institución funcionó con un reducido grupo de vecinos hasta este año.

Los problemas comenzaron a mediados del año 2018 aproximadamente, cuando un grupo de jóvenes de la localidad y nuevos vecinos llegados desde otras partes de Chile comenzaron a acercarse a esta junta de vecinos con el fin de integrarse.

La directiva que estaba vigente en ese tiempo, no vio con buenos ojos la llegada de los “jóvenes” y “foráneos”.

Así transcurrieron los meses con la polémica suscitada en la elección del comité de agua potable rural, que realizó elecciones fraudulentas impidiendo la participación de otros actores, que coincidentemente pedían lo mismo que se pidió para la junta de vecinos, realizar los actos administrativos ajustados a derecho según las leyes vigentes.

Finalmente, el tribunal electoral de Los Lagos falló a favor de los vecinos argumentando la poca transparencia, adulteración de libros de socios y entrega de estatutos (en el juicio se presentaron 3 estatutos, uno del MOP,ESSAL y el comité de APR de El Bosque) de los cuales no se pudo comprobar su legalización, por lo que anuló el proceso eleccionario y ordenó a la I.Municipalidad a hacerse cargo de un nuevo proceso eleccionario apegado a derecho.

La problemática en la junta de vecinos de Cochamó es más o menos parecida, hace aproximadamente 3 meses se formó una comisión electoral con el fin de renovar la directiva que tenía vigencia hasta el 29 de noviembre,sin embargo, ésta no puedo llevar el proceso adelante por las mismas irregularidades que se denunciaron en el comité de agua potable.

Eliminación de socios arbitrariamente y no apegado a derecho, la confección de un segundo libro de socios sin firmas, no entrega de estos libros cuando se conformó la comisión, y otras trabas que no hicieron más que demorar el proceso.

En ese intertanto, intervino el secretario municipal con una carta para denostar al identificado como LÍDER de este nuevo grupo que quería «tomarse» la junta de vecinos, que es como ellos se han referido. Esta carta vino a complicar más el proceso, ya que el secretario municipal es además el funcionario público encargado de visar que el proceso se ajuste a derecho, y con las irregularidades denunciadas en las elecciones del agua potable, la comisión electoral solicitó la presencia del encargado de organizaciones comunitarias de la intendencia regional.

A la vez, se realizaban reuniones para ponerse de acuerdo bajo qué reglamento se realizaría la elección, pero estas reuniones se centraron en denostar y desprestigiar a los vecinos que denunciaban irregularidades, por lo que los vecinos neutrales decidieron retirarse de las reuniones y no volver a participar.

Cuando acudió el encargado de las organizaciones comunitarias acudió a  realizar capacitación de la normativa vigente, los vecinos declararon a Diario Lawen que nuevamente se transformó en palabras cruzadas en la por entonces vigente directiva de la junta de vecinos y los vecinos que solicitaron la presencia de este señor, que dio la razón a los vecinos reclamantes respecto a la ley vigente y la evidente irregularidad de haber dos libros de socios.

En todo el tiempo pasado mientras se realizaban esas consultas, finalmente la vigencia de la anterior directiva venció, sumando un nuevo problema a toda esta polémica, en la cuenta bancaria quedaron los dineros de 3 proyectos ganados y que debe ejecutar la junta de vecinos, siendo uno de ellos la V minga por mar y tierra, una corrida familiar y un tercero que no hemos podido saber cuál es, ya que en ningún momento se le pidió a la asamblea aprobar la postulación a estos.

De no poder ejecutarse estos proyectos, será castigada la junta de vecinos y la I. Municipalidad para nuevos procesos de concursos.

Hoy por hoy, la situación de la junta de vecinos es crítica,se han realizado 3 llamados para poder realizar una votación que elija una nueva directiva, pero a estos no han llegado más de 7 vecinos, y mientras estuvo abierta la inscripción de candidatos, no se llegó al mínimo necesario para poder llevar a cabo el proceso.

Jeanette Vera, secretaria de la comisión electoral, conversó con nuestro medio y aclaró que el problema se suscitó por la presencia de los dos libros de socios, que atrasó el proceso y que ellos esperaron aclarar la situación para evitar lo que paso con el comité de agua potable que tuvo que llegar hasta tribunales, finalmente manifestó que como no se llegó al mínimo de participación ni inscritos, ni a un acuerdo y ante el vencimiento de los plazos como comisión no se pudo hacer nada más y en estos momentos no hay junta de vecinos vigente ni lo habrá si no hay voluntad de los vecinos de Cochamó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.