Cochamó Entrevistas Y Reportajes

Apuntes históricos de Cochamó: Las mingas de antaño

La minga como evento solidario es conocida en toda la América indígena, aunque en algunas zonas toma el nombre de Mingaco, especialmente en los pueblos altiplánicos.
Sin embargo, comparten el mismo fin que es el trabajo colaborativo entre los habitantes. Las tribus o comunidades realizaban siembras, caminos, senderos de agua, etc. sin que por el trabajo realizado con sus manos reciban pago alguno.
Fue a través de esta organización solidaria, generosa y colectiva que Cochamó en sus inicios solucionaron varias necesidades que nacen de la vida en asentamientos, antiguos vecinos de la comunidad nos han contado que así se construyó por ejemplo la escuela Suiza, ex 42.
Pedro Sandoval, vecino del sector de Pueblo Hundido relató que la construcción de esta escuela fue iniciativa de los propios vecinos, los padres de los alumnos de ese tiempo, que les daban clases en dos casas separadas en el pueblo, una para hombres y otra para mujeres.
En su tiempo fue toda una revolución tener bajo el mismo techo a los hombres y las mujeres, muy en sintonía con la idiosincrasia social de la época.
Fueron los mismos vecinos que año a año cortaban la madera, la acerraban en el aserradero que estaba en pueblo hundido (aún quedan vestigios del motor a vapor en el sector, foto superior) y construían la escuela, que para los que lo recuerdan tenía un gran patio techado donde se aprovechaban de realizar las fiestas y reuniones de la comunidad.
Fueron gracias a estas mismas mingas o mingacos, que se construyeron igualmente la posta de salud antigua, que está abandonada en la costanera y que el año pasado tuvo un incendio intencional, que gracias a bomberos no pasó a mayores. Don Pedro igualmente nos relató que el puente que se ubica en Pueblo Hundido, por el camino que no está pavimentado, se construyó con materiales sobrantes de la construcción del puente del valle.

Puente sector Pueblo Hundido

El camino al cementerio igualmente fue realizado con las manos de los vecinos, aunque los que cooperaron recibieron alimentos como tarros de harina, salsas de tomates y otras ayudas que enviaba Caritas Chile.
En los últimos años estas tradiciones de realizar obras comunitarias entre todos poco a poco se han ido perdiendo con la llegada del estado y la fundación de la municipalidad. En nuestro trabajo de reporteo nos contaron que hace unos 10 años con la formación del comité de salud se construyó la escalera de acceso a la posta actual, y fue realizada por los vecinos Isaac Almonacid, Sergio Chávez (QEPD) su esposa e hijo Richard Chávez, María Soto y otros vecinos en su mayoría de avanzada edad, así igualmente se construyó el camino que lleva al Bosque Alto, etc.
En las zonas más rurales de Cochamó, año a año aún se realizan las mingas agrícolas, especialmente para las cortas de pasto y las siembras de papa, aunque año a año igualmente el trabajo está siendo intercambiado por dinero, y no los propios alimentos como era antaño.
Fue en el año 2015, que el departamento de cultura de la I. Municipalidad de Cochamó junto a vecinos soñaron con volver al presente esta tradición, inspirada en la fiesta del Pescao Frito de Puerto Cisne que mezcla tradición, turismo y solidaridad. Organizando la primera minga que contó con la participación de casi 600 personas, siendo la última la realizada en febrero del año 2018, que congregó a más de 2000 turistas.
Aunque es innegable que la actividad tiene un fin turístico, no deja de lado la solidaridad, ya que la casa usada para las mingas llega a ser el hogar de alguna familia que lo necesite y que es seleccionada por el departamento social municipal, transformando su calidad de vida y su futuro.

Nota del Editor: Este reportaje salió publicado originalmente en la edición de papel numero 8.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.