Cochamó Entrevistas Y Reportajes

Diario El Llanquihue: Cochamó y el deseo de progreso que no se consolida

Ubicada a sólo 120 kilómetros de Puerto Montt,  Cochamó es uno de los territorios más atrasados de la Región de Los Lagos, principalmente en cuanto a infraestructura. A juicio de los vecinos, sus escasos 4 mil habitantes resultan poco atractivos para generar una voluntad política que los apoye. Sin embargo, son conscientes del enorme potencial turístico de la zona y hacia esta actividad apuntan sus anhelos de desarrollo. Hay ganas de crecer, pero los dirigentes vecinales acusan no ser escuchados por la autoridad local y una lenta capacidad de respuesta por parte del Estado.

     Cochamó saltó a la palestra en las últimas semanas, luego que el empresario Roberto Hagemann, dueño de nada más ni nada menos que un tercio de la comuna, pidiera desafectar su propiedad de la Zona de Interés Turístico (Zoit), que se encuentra en proceso de actualización.

     En ese contexto, este medio de comunicación tuvo la oportunidad de conversar con varios vecinos de ese territorio cordillerano, ubicado a 120 kilómetros al este de Puerto Montt.

El debate de la Zoit permitió a la comunidad abrir la caja de Pandora y dar a conocer otros problemas y atrasos que enfrentan en diversas áreas del desarrollo social, como son salud, infraestructura y fomento productivo. Fue una oportunidad para expresar su disconformidad, principalmente con la gestión municipal, pero también con la lenta capacidad de respuesta que ellos aprecian por parte del Estado ante sus requerimientos.

     Mucha de esta falta de atención la atribuyen al bajo número de habitantes de Cochamó, el que superó por poco las 4 mil personas en el Censo de 2017, cifra poco atractiva para los parlamentarios de la zona, quienes escasamente visitan la comuna, al decir de los vecinos.

     Pamela Medrano, presidenta de la junta de vecinos N°1 de Río Puelo, la capital comunal, cuenta que es dirigente vecinal desde el año pasado y que al postularse pensó que “iba a ser más fácil colaborar para mejorar la calidad de vida de la comunidad, pero lamentablemente yo tengo una mala experiencia respecto al municipio”.

     Una opinión que comparte Richard Chávez, presidente de la junta de vecinos N°6 de Cochamó. “Desde la Municipalidad viene una mala administración en prácticamente todos sus departamentos”, expresa. Adolfo Montero, dirigente vecinal del sector cordillerano de Paso El León, agrega que “la gente está totalmente desilusionada. En el fondo, uno respeta todo tipo de norma, pero hay veces que uno se cansa, porque la gente ya no cree en nadie porque hay tanta promesa y nada hemos avanzado en estos años”.

     La Municipalidad es comandada por el alcalde Carlos Soto Sotomayor (PPD), quien fue reelegido en 2016, por sólo 62 votos de diferencia, frente a Silverio Morales (RN). Ambos han sido los únicos alcaldes de la comuna desde el retorno de la democracia en 1990.

    Pamela Medrano cuenta que lleva más de cuatro meses esperando poder reunirse con el alcalde Carlos Soto. “Nosotros en febrero le pedimos al alcalde y al Concejo que nos recibieran como directiva, para poder plantear las situaciones que veíamos que nos afectaban. Lamentablemente, hasta los días de hoy no tenemos respuesta del alcalde y fuimos a un Concejo donde no estaba presente”.

     En la localidad de Cochamó, la situación es parecida. Richard Chávez todavía aguarda una respuesta para una carta que envió. “Acá como vecinos, le enviamos una carta al alcalde, donde se le pedían respuestas, cosa que él no ha respondido, o sea, está incumpliendo sus labores porque ya se cumplieron los tiempos máximos de respuesta”.

     Mejor suerte ha tenido Adolfo Montero, de Paso El León, ya que al menos manifiesta haber cruzado palabra con la autoridad comunal. “Yo le dije al alcalde y a la gobernadora que no voy a salir (de Paso El León) hasta que no vea cosas concretas, porque la verdad es que no quiero engañar a la gente, porque hemos sido tantas veces engañados”, confiesa. 

     Entre tanta necesidad, una de las principales que enfrenta hoy la comuna, tiene relación con un déficit presupuestario en el ámbito de la salud municipal.

Elefante blanco

     En marzo de 2018, se inauguró en Río Puelo un centro de salud familiar (cesfam), con una inversión de “1.700 millones para la construcción, otros montos para el equipamiento y 300 millones para el funcionamiento y puesta en marcha, que incluye la contratación de profesionales y personal de apoyo”, informaba una publicación del Diario Lawén de Cochamó.

    Sin embargo, lo que fue el feliz anuncio de una alta inversión en beneficio de una pequeña y apartada población, sólo quedó en palabras. “Como directiva, hicimos llegar una carta a Puerto Montt, porque resulta que abrieron el cesfam el año pasado y el alcalde y los concejales y todos lo que trabajaban ahí, sabían que había recursos para un año”, expone la presidenta de la junta de vecinos N°1 de Río Puelo. 

     Agrega que no hay un laboratorio y que para todo hay que viajar a Puerto Montt. “Las horas son limitadas, porque los funcionarios tienen que salir a ronda y recorrer. La gente que está trabajando tiene que hacer doble turno, porque no hay personal y lo que dice la Municipalidad es que no hay recursos, que la plata no está”, dice.

     El consejero regional, Manuel Rivera, quien se confiesa un conocedor de la realidad de Cochamó, reafirma que “no es posible tener un cesfam que no tenga laboratorio, ni rayos y hacen convenios con otras comunas. Una persona que se fractura hay que mandarla a Puerto Montt. Siete o diez días están esperando para que le den una hora para radiografías”.

     El déficit se ha visto reflejado en la calidad de la atención, con falta de medicamentos y de equipamientos. “Me tocó ver en una caseta de atención dental que el compresor dejó de funcionar y eso ya lleva un año sin funcionar y la Municipalidad no lo ha repuesto. Ese es el nivel de gestión que lleva la salud a nivel comunal, tienen el stock mínimo de remedios y personal”, dice Richard Chávez.

     El director del Servicio de Salud Reloncaví, Jorge Tagle, responde frente a estos requerimientos, que “estamos conscientes de las dificultades que hay y por lo mismo hemos estado trabajando en conjunto con el Departamento de Salud Municipal y con su alcalde para ver los puntos en los cuales nosotros podemos apoyar el fortalecimiento de la salud en esta comuna”.

     Tagle detalla que se destinó un médico y una ambulancia para la posta del sector Llanada Grande, además de otros médicos y odontólogos en el cesfam de Río Puelo. Además, recientemente el Gobierno Regional dispuso 23 millones de pesos para el diseño de arquitectura de la posta de Paso El León.

     Respecto a la falta de recursos monetarios, Tagle expresa que “estamos trabajando con ellos (municipio) las formas de poder resguardar el financiamiento para la operación en forma continua y permanente de todos los servicios de atención que la población requiere”. 

     Para el consejero Manuel Rivera, lo que hay que hacer es traspasar la salud municipal a la salud pública: “Si el Estado se hace cargo de la salud pública en Cochamó, resultaría mucho mejor, porque, por ejemplo, no tienen ambulancia y en caso de emergencia tienen que pedir a Puelo y eso significa dos o tres horas por malas condiciones del camino”.

Accidente fatal

     Rivera se refiere a la ruta V-69, que une a la localidad de Cochamó con Río Puelo, donde hace poco más de un año, un bus que trasladaba a uniformados del Cuerpo Militar del Trabajo (CMT) cayó desde una altura de 15 metros hacia las aguas del Estuario de Reloncaví, perdiendo la vida un cabo del Ejército.

     El accidente ocurrió en el kilómetro 62,5, sector Pangalito, y develó ante la opinión pública el pésimo estado del camino. “El tema del camino, para qué decirle, tampoco hay ninguna gestión del municipio como para presionar a que se mejore. Para la gente es un sufrimiento viajar”, expone Pamela Medrano, mientras Richard Chávez indica que se instaló una barrera en el lugar del accidente y un monolito para recordar al militar fallecido, pero siguen “los mismos problemas, las empresas no hacen su trabajo como debería ser, donde por contrato se les exige que una vez al mes pasen máquina”, comenta respecto a la empresa contratada por Vialidad para estas labores.

     El intendente de la Región de Los Lagos, Harry Jürgensen, reconoce que “históricamente se ha invertido muy poco en Cochamó, tenemos problemas de conectividad bastante graves” y enfatiza que “el porcentaje de caminos de ripio con respecto a caminos pavimentados está por debajo del promedio de la región”.

     Asimismo, destaca la pavimentación del último tramo entre Ralún y Cochamó, cuya primera piedra se colocó en marzo de este año.  “Quisiéramos trabajar en el próximo tramo Cochamó-Puelo, también debemos planificar en el futuro lo que es Puelo-Puelche, porque hay que generar un entorno de caminos pavimentados”, enfatiza la autoridad regional.

     Dada su condición cordillerana, en la comuna no sólo los caminos son vías de comunicación. Las pasarelas peatonales permiten que los habitantes que hacen patria cerca del límite con Argentina, puedan desplazarse a través de los caudalosos ríos de la zona.

Ocho años

     En 2011, una fuerte nevada cayó en la montaña. La nieve cubrió la pasarela sobre el río Manso, la que cedió por el peso del hielo. La estructura otorgaba conectividad desde Paso El León hacia Argentina.

Tres gobiernos han pasado desde entonces y los vecinos todavía esperan. 

     El intendente Jürgensen explicó que su administración se comprometió con la comunidad para concretar la obra: “Nosotros hemos reiniciado esa iniciativa con financiamiento de los Fondos de Emergencia del Ministerio del Interior. Se llamó a licitación, tal como era nuestro compromiso”. Sin embargo, agrega que los valores duplican los Fondos de Emergencia que se tenían y “por lo mismo recurrí al Ministerio del Interior y Ministerio de Obras Públicas y en este minuto estamos buscando la fórmula de financiamiento para que efectivamente este proyecto se instale a la brevedad posible”.

Manifiesta que “probablemente nos atrasemos un par de meses, pero estamos trabajando para que en primavera se esté instalando esta pasarela. Le pido comprensión a la gente, pero el tema va, hay un compromiso y lo vamos a cumplir”.

     El dirigente vecinal Adolfo Montero teme que otras dos pasarelas que unen a Paso El León con Torrentoso y el lago Vidal Gormaz,  también colapsen, producto del deterioro que presentan. “Se caen esas pasarelas y quedamos totalmente aislados, porque el desagüe del lago Vidal Gormaz es un tremendo río con piedras y caudaloso totalmente. Se está pasando, pero con alto riesgo, porque la verdad no hay otra alternativa; imagínese que la del río Manso, de conectividad con Argentina, nos han demorado ocho años, con estas otras si se nos caen, demoraríamos mucho más”, subraya.

Gestión municipal

     Los temores de don Adolfo, pasan por la lentitud en la gestión de proyectos. “Yo no quiero ir a una reunión, a una mesa de trabajo, vamos a hablar pero no vamos a tener nada concreto y la gente queda en las mismas”, enfatiza.

     El consejero Manuel Rivera explica que el Plan Patagonia Verde dispuso 20 mil millones de pesos para el desarrollo de Cochamó y la Provincia de Palena, pero que la falta de personal calificado dificulta el acceso a esos recursos. “Les cuesta presentar proyectos porque no tienen los profesionales adecuados y si sale un proyecto demoran dos o tres años en sacarlo”, apunta.

     Pamela Medrano expone que el año pasado postularon un proyecto al 6% del FNDR para generar actividades de verano para los niños. Sin embargo, este año no pudieron hacerlo porque el funcionario municipal que debía ayudarlos, manifestó estar ocupado. “Cómo podría postular yo a proyectos, tendría que contratar a una persona de mi bolsillo, pero no nos corresponde y tampoco nosotros contamos con los recursos para hacerlo”, se lamenta.

     Richard Chávez da a conocer que en la Municipalidad “hay muchos puestos donde no se han realizado concursos públicos. Se hace contratación directa, decretos y ahí no contratan a las personas de acuerdo a un perfil, técnico o universitario como lo pide el Estado”.  

     Además, señala que el Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) vigente desde 2012 a 2020, “no se ajusta a ninguna de las realidades comunales. No sé quien tomó esos números para decir que el turismo es la cuarta economía local, cuando en realidad es parte importante de lo que sustenta a Cochamó con lo que genera en la época estival”.

Proyección comunal

     Incluso, el intendente Harry Jürgensen concuerda con que el desarrollo de la comuna, va de la mano del turismo. “Su futuro está en el turismo asociado a la naturaleza, a la limpieza de nuestro ambiente y a un turismo de trekking, de conocimiento y de respeto al medio ambiente”, plantea. Pero falta mucho por desarrollar. “Muchos no tienen patente, muchos no pagan sus impuestos, sus instalaciones no cumplen la normativa”, anota Richard Chávez. 

     En tanto, en Río Puelo, se quejan de la falta de un verdadero mercado que pudiera atender a turistas. “La gente que va a comer tiene que ir al baño del gimnasio, o tienen que ir al cesfam que queda al lado. Más encima, está a menos de 200 metros de una escuela”, explica Pamela Medrano. 

     Cochamó no tiene una plaza, tiene dos o tres calles pavimentadas. Río Puelo, la capital de la comuna, no tiene alcantarillado. No hay terminales de buses. Después de 12 años de espera, recién se está construyendo un estadio. “Cochamó tiene 35 años de historia, nació junto con Hualaihué, pero si uno va a Hualaihué es diferente a lo que es Cochamó, el crecimiento ha sido más rápido, más ejecutivo”, enfatiza el core Rivera. “Yo entiendo que la comunidad de Cochamó se sienta decepcionada”, dice el intendente Jürgensen, al transmitirle la desazón que manifiestan sus dirigentes vecinales frente a la realidad comunal. Enfatiza, entonces, que el territorio necesita “una mirada especial”. Ojalá esas 4 mil personas que hacen patria en Cochamó, logren pronto esa mirada.   

Fuente: Alvarez V, Yenny, Diario El Llanquihue de Puerto Montt

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.