Cochamó

Alcalde se defiende de las acusaciones realizadas por diferentes medios de comunicación

Un completo silencio comunicacional está teniendo el alcalde comunal Carlo Soto Sotomayor, desde el diario La Segunda, El Llanquihue , Patagonia Journal entre otros han intentado comunicarse con él para que dé sus descargos en los amplios reportajes que han hecho estos medios denunciando desde corrupción hasta abandono de deberes.

Como nuestro medio está inmerso en Cochamó, pudimos encontrarnos con el alcalde en la certificación de las mujeres que realizaron el curso de fitocosmeticos el pasado viernes.

En Lawen igualmente hemos sufrido del bloqueo comunicacional, ya que no se nos avisa de las actividades municipales para cubrirlas, y solo se invita a la prensa que tiene un convenio con Soto, convenio que la contraloría tildo de ilegal.

Primeramente, le consultamos a un nervioso Soto por sus gestiones ante la subsecretaria de turismo para anular la declaratoria ZOIT, respondiéndonos que NO es así, que está de acuerdo con la ZOIT y que no tiene compromiso con nadie.

Sin embargo, nuestro medio tuvo acceso al oficio que envió Carlos Soto, oficio del cual no quedo respaldo en la oficina de partes de la municipalidad y fue realizado a espaldas al concejo, que, si bien es ambiguo en su redacción, en la práctica atraso en más de un año el proceso y hoy peligra la continuidad de la ZOIT por falta de tiempo.

Igualmente le consultamos sobre la crisis de salud, donde en abril 400 vecinos le exigieron respuestas por este tema, respondiendo que nos iba a avisar cuando iba a dar respuesta de la carta.

Sin embargo, reconoció que debe hacer cambios en salud, y que los sumarios correspondientes se están realizando. Fue consultado si él sabía que el box dental que está en la escuela de Cochamó no estaba funcionando por faltar un compresor que vale alrededor de 300 mil pesos (se destinan cerca de 1 millón mensual en el contrato con Radio Estuario) y que debería prestar atención a toda la comunidad escolar, donde manifestó que no sabía de esa situación, ya que la encargada subrogante del departamento de salud no se lo había informado.

Mientras la comunidad aún espera respuesta, en las últimas semanas nuevamente los vecinos han sufrido graves problemas de salud (se mantienen en la UTI del hospital) por falta de exámenes, no haber especialistas o falta de ambulancias.

Del reportaje que hicimos a la vecina Marianela Alarcón de Rio Puelo, el director del CESFAM de Rio Puelo, Juan Ignacio Aguilera, nos recibió sin autorizar grabación, ya que posteriormente nos iba a dar una respuesta, algo que nunca llegó.

En esa conversación que tuvimos con el profesional, reconoció que por el tema de la vecina Marianela Alarcón se realizó un sumario, el cual arrojo que los profesionales involucrados en la negligencia no debían responder administrativamente ya que el tipo de atención reclamada superaba los conocimientos del profesional que la atendió (paramédico).

También se le consultó al cuestionado alcalde por las obras que se han realizado en los últimos años y que no han sido terminados, como el mercado municipal de Cochamó, las plazoletas que no quedaron terminadas, la nula mantención a las áreas verdes locales (por no tener bencina), pero Soto no dio respuestas a ninguna de estas preguntas, concentrado en mirar su celular.

Respecto a las denuncias de irregularidades en la entrega de personalidades jurídicas a organizaciones locales al margen de la ley, tampoco respondió, en lo que se está convirtiendo en una normalidad de parte del alcalde comunal, no dar respuesta a la comunidad que los eligió, y en la cual Carlos Soto lleva 16 años ganando cerca de 6 millones mensuales.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.