Cochamó

Comunicado Público de Lawen

Es difícil para mí, fundador y hasta hoy director de este medio de comunicación informar lo que sigue.

Este proyecto nació hace más de 6 años, al calor de la resistencia compartida de la autogestionada radio comunitaria de la Villa Olímpica, en Santiago, cuando era un estudiante.

Aquella experiencia me permitió conocer directamente sobre el impacto de los medios de comunicación de masas cuando se trabajan para y por la comunidad, como dice nuestra visión “Diario Lawen es una plataforma de comunicación social que nace en la localidad de Cochamó, región de Los Lagos, Chile. Su nombre proviene del mapudungun, y su significado literal se puede aceptar como “medicina”. Siendo esta la principal misión de nuestro medio, ser la medicina, la plataforma que apuesta y trabaja por la reconstrucción de los vínculos locales de encuentro, solidaridad e identidad”.

Hace 3 años logramos materializar el proyecto, el 2 de marzo subimos nuestra primera noticia a la página web “Piden declarar zona de interés turístico a Cochamó para evitar llegada de hidroleléctricas”, sin vueltas plasmamos lo que la comunidad, o parte de ella, decía a labios apretados.

Nuestras primeras noticias giraron en torno a la problemática del turismo comunal y a como los gobernantes locales tomaban decisiones a espaldas de la comunidad, cuando esto último aún no era tema país.

Nuestra forma impactó y rápidamente dimos que hablar en el pueblo, aunque primeramente solo se hablaba de la vida personal del equipo de la época, una característica del adn cochamonino.

Aun así, y al contrario de lo que se dice, presentamos un proyecto a la I. Municipalidad, con objetivos claros y metas, accedieron a financiar el servicio que dimos, y que puso en conocimiento público todo el trabajo que realizan personas y organizaciones sociales en diferentes y apartadas localidades de la comunidad.

Ese trabajo nos permitió crecer un poco y solventar en parte los costos asociados, nunca fue nuestra intención llenar nuestros bolsillos, eso es fácil, lo difícil es mantener en el tiempo una línea editorial y una independencia de opinión que fue puesta a prueba muchas veces, con muchas presiones, pero que logramos superar, o logré.

Personalmente fuimos ninguneados, traicionados, a veces solo con las palabras, y otras con documentos oficiales emitidos desde la municipalidad, ese era el impacto que estábamos generando, los objetivos se cumplían, el pueblo discutía lo que informabamos, leían lo que realmente pasaba, siempre he creído que el diálogo enriquece.

Desde el punto de vista comunicacional, este proyecto fue exitoso, hoy hay otro Cochamó de hace 3 años atrás, así como también es otro Chile, y no podemos dejar de sentir que en parte somos catalizadores de ese Cochamó distinto, ese Cochamó informado, ese Cochamó que sueña, ese Cochamó que se organiza, y no es que lo hayamos creado nosotros, siempre estuvo ahí, en muchos rincones, nosotros solo fuimos parte de esa reconstrucción que Cochamó está viviendo, tan solo mostrándolos.

Para nadie es un misterio que somos un medio de comunicación crítico, vengo de una universidad que su lema era “aprenderás con pensamiento crítico”, pero nunca fueron solo palabras el viento, nosotros no hacíamos cahuín como decían algunos, hacíamos un trabajo serio y donde nada era al azar, para eso estuve en la universidad.

Lo que probablemente si es un misterio, es cómo nos financiábamos, se dijo que la I. Municipalidad, COLBUN, Caleta Bay, Mediterráneo, el tráfico de drogas, y así podría llenar esta hoja.

Pero la verdad es que el financiamiento era el convencimiento, el convencimiento mío que una nueva sociedad si es posible, del trabajo plasmado por ejemplo en los videos de protagonistas de una historia, y así un largo etc. que los que nos leen identificaran.

Pero Lawen, es una empresa, no puede trabajar eternamente a la pérdida económica, eso en Chile es un delito, y la verdad que en la comuna no tenemos opciones de poder autofinanciar este trabajo.

No recibimos financiamiento municipal, las salmoneras no nos extienden un cheque todos los meses, todo ha sido esfuerzo de personas que al igual que yo creen que es posible cambiar la cultura, infinitamente agradecido de todos ellos.

Tampoco los pequeños emprendimientos nos financian, en estos 3 años solo 2 emprendedoras han aportado contratando publicidad, para la gran mayoría de la comunidad el marketing es un gasto, no una inversión.

Y muchos de ellos tampoco quieren trabajar con nosotros por el que dirán. A muchos no les acomoda nuestro tono, muchos tienen miedo de que se les quite la ayuda municipal, entre otros.

Es la autocrítica la que nos dice que este proyecto económicamente es un fracaso, socialmente fue un éxito, pero el paradigma económico sigue vigente y es el que guía el plano público, el de otros.

Es triste, no se imaginan cuanto, no voy a hablar de esfuerzo, en esta comuna está lleno de esforzados, solo somos uno más, pero la vida se basa en tomar decisiones, y yo he decidido terminar con este proyecto.

Pero, por otro lado, siento una satisfacción, con mis ojos veo que Cochamó igual despertó, yo no me voy, sigo acá, emprendiendo en otras áreas, trabajando en otras instancias comunitarias, hay mucho que hacer, y no somos pocos los que estamos en eso.

Por ahora nuestras redes sociales seguirán vigentes, nuestra página web quedará confinada a un par de códigos navegando sin rumbo por la web prontamente (hasta que termine el contrato del servidor), esperando algún día reencontrarnos y volver a soñar.

Nos vemos!!!

Carlos Chávez Valderas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.